Actívate con energía

Actívate con energía

Cada verano nos señala un nuevo punto de partida para poner en marcha nuestros planes de lograr la vida saludable que siempre hemos deseado. ¡Es la oportunidad que estábamos esperando, así que vamos a aprovecharla!

Seguramente entre tus opciones estará practicar actividades al aire libre, como el senderismo, la natación o realizar largos paseos en bicicleta u otras actividades que te mantendrán por varias horas lejos de casa.

Pero para que puedas disfrutarlas al máximo y sacar el mejor provecho para tu salud, debes ir preparado para resistir el sol, el calor y el esfuerzo físico que realizarás, así como para reponer energías. ¿Cómo lograrlo? Empecemos con lo básico: alimentación e hidratación.

Aparte de realizar las tres comidas principales, es indispensable que lleves contigo una merienda saludable para la media mañana o media tarde, que te aporte energía y otros beneficios mientras te ejercitas.

Entre los snacks más aconsejados tenemos, en primer lugar, las frutas frescas. Se recomienda consumir las de índice glucémico más bajo, como la manzana, antes de iniciar la actividad física, y las de índice glucémico más alto, como el guineo, al finalizarla, ya que estas permiten recuperar más rápidamente las energías y disminuir la fatiga.

El yogur natural es también una opción muy recomendada para consumir cuando ya hayas cumplido tu meta del día, por su aporte tanto de calcio, recomendado para la salud de tus huesos, como de proteínas, necesarias para fortalecer tus músculos.

Si prefieres una opción que no necesite refrigeración y que puedas guardar en cualquier bolsillo de tu pantalón o cangurera, entonces los frutos secos son los que te convienen.

La proteína que contienen los frutos secos en general es indispensable para la regeneración muscular, lo que los convierte en excelentes aliados luego de practicar un ejercicio intenso.  Además de ser deliciosos, aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales, tales como magnesio, calcio, hierro y fósforo. ¡Todo en una sola bolsita!

El maní te proporciona mayor cantidad de proteínas; las nueces tienen el mayor contenido de Omega 3, aumentan tu rendimiento y previenen problemas de articulaciones y ligamentos; las almendras contienen más calcio, para huesos más fuertes. Cualquiera de ellos te aportará la energía que necesitas para lograr más resistencia en tu paseo o entrenamiento.

De la mano con la nutrición debe venir la hidratación adecuada para nuestro cuerpo, en especial cuando realizamos actividades con temperaturas ambientales altas. Debemos tomar agua antes, durante y al terminar cualquier actividad física exigente, a fin de compensar la pérdida de agua que se produce con la transpiración. Es indispensable prestar atención a los signos de deshidratación: cuando tenemos sensación de sed, es porque el cuerpo ha perdido entre el 1 y el 5 % del agua corporal, esto ya es una señal de alerta, pues si el nivel de pérdida de agua alcanza un 10 %, ya estaríamos necesitando asistencia médica.

Por lo tanto, debemos empezar a tomar agua antes de empezar la actividad y rehidratarnos cada 20 o 30 minutos durante la misma. La idea es tomar agua antes de que se presenten las primeras señales de deshidratación.

Así que, antes de salir a practicar tu actividad favorita, prepara tu mochila con suficiente agua, frutas frescas, yogur y los más variados frutos secos que podrás encontrar en Metro Plus, siempre cerca de ti.

Habilidades

Publicado el

febrero 6, 2020