Gripe o resfriado

Gripe o resfriado

¿Qué sabes de la gripe?

La gripe o resfriado es una enfermedad viral altamente contagiosa, en la que distintos virus entran al cuerpo por diferentes mecanismos de transmisión; puede  haber contagio de persona a persona por contacto directo con las secreciones  respiratorias que se producen al toser o estornudar, aunque no haya contacto físico, ya que estos virus son tan contagiosos que quedan flotando en el aire.

Su período de incubación es muy corto, va de uno y cuatro días y el paciente enfermo puede contagiar a otros desde veinticuatro a cuarenta y ocho horas antes del inicio de los síntomas y hasta cinco días después de la enfermedad .   

Los brotes de gripe aparecen todos los años, especialmente en épocas  lluviosas. Entre todos los afectados, los niños y los ancianos presentan mayor riesgo de complicación.  

 

Los síntomas comunes de la gripe incluyen:

* Fiebre

* Dolor en el cuerpo

* Dolor de cabeza

* Mucho cansancio

* Tos

* Dolor de garganta

* Nariz que moquea o tapada

* Dolores musculares

* Náuseas,vómitos y diarrea (más común en niños).

 

Tratamiento :

Una vez que el virus de la gripe se ha alojado, es difícil detener el desarrollo de la enfermedad. El único tratamiento posible es el dirigido a reducir los síntomas: descansar, beber mucho líquido para ayudar a prevenir la deshidratación y tomar algunos medicamentos contra la tos y la fiebre, además de vitamina C.

 

Prevención:

No existe un manual de prevención para evitar totalmente la gripe, sino pequeños consejos o recomendaciones para ayudar a  tener las defensas más altas para que, si el virus nos llega a infectar, sea de forma más leve.

La vacuna es la medida que más garantiza la prevención de la gripe, sobre todo en personas mayores de sesenta y cinco años, pacientes con bronconeumopatías  crónicas, con cardiopatías y en niños .

Lo que debemos tener muy claro es que esta vacuna no ofrece una protección  total; su índice se sitúa alrededor del ochenta por ciento en individuos vacunados. Cada año se prepara la vacuna que se aplicará el año siguiente con los anticuerpos del virus que se ha generado durante ese mismo año. Sin embargo, el virus puede sufrir mutaciones de un año a otro que no garantizan en un cien por ciento la prevención de la enfermedad.

La vacuna antigripal se debe administrar en una dosis única, excepto para los niños que no hayan recibido ninguna dosis anterior, para quienes se recomienda administrar dos dosis con intervalo de cuatro semanas.

 

Dr. Moisés S. Zebede

Alergólogo e inmunólogo, niños y adultos

Habilidades

Publicado el

septiembre 25, 2017